Los 5 juguetes eróticos que no te pueden faltar

Publicado en Consejos el

Puede que sea la primera vez que hayas decidido comprarte un juguete erótico. Puede que ya tengas alguno, pero hayas decidido ampliar la colección.
Estos son los 5 accesorios para el placer que, en mi opinión, no te pueden faltar:

1. Antifaz y esposas.

Quizás pienses que no te mola el rollo sado (o sí), pero está claro que una manera de estimular el juego, la fantasía y la sensualidad es usar elementos para que durante un rato nos priven de unos de los sentidos y tengamos que agudizar el resto.
Taparte los ojos o privarte del tacto con las manos con unas esposas o ataduras, puede ser una experiencia única. Tanto para que el que da como el que recibe.
La cuestión es añadir a las relaciones sexuales, un elemento lúdico, de fantasía que de rienda suelta a nuestra imaginación. ¿Porqué no probar a no ver o no tocar?

Esposas

2. Vibrador

No lo puedo decir más claro. Un vibrador es un complemento perfecto. Para las chicas, es una magnifica manera de estimular el clítoris, y por tanto de llevar la excitación a unos niveles máximos. La vibración ayuda a llegar al orgasmo. Sin duda, si te planteas comprar un juguete, un vibrador es una idea fabulosa. Los hay de muchas clases, formas y colores. Además el vibrador, se puede usar en pareja y estimular la zona genital masculina. No subestimes el juego que puede dar un vibrador en la cama.

Consolador

3. Lubricante

Desde luego, un imprescindible. Chicas, el lubricante debe ser nuestro aliado y amigo. Nunca nos debe de faltar el lubricante. No siempre se lubrica con la misma facilidad y cantidad. A veces puede que lo necesitemos para empezar, o a veces cuando la relación sexual se alarga demasiado. Usarlo reduce la fricción y el dolor en las relaciones sexuales. Así que ten uno siempre a mano.
El lubricante no tiene porque ser algo aburrido. Se puede introducir como un elemento de diversión dentro de las relaciones sexuales. Hay muchos lubricantes distintos. De olores, sabores, para usar con preservativo, para sexo vaginal, para sexo anal…¡Fantásticos!

4. Aceite o vela de masajes

El masaje es el Rey del erotismo. No hay mejor manera de empezar a calentar motores. Una sesión de masaje es algo que merece preparación. Pon una luz adecuada, una buena música y a resbalar un cuerpo contra otro.
A mi me fascinan los aceites y velas de masaje. Se lo recomiendo a todas las parejas. Hay muchas clases de aceites, incluso que luego se pueden comer. En fin… para gustos colores. Y hay también velas que cuando se calientan sirven para dar masajes. ¡Me encantan!
Ay! No se me ocurre ningún plan mejor para darle una sorpresa a tu pareja, o quitar todas las tensiones de la vida diaria.

Aceites de masajes senaules

5. Huevo masturbador

Este se un detalle para los chicos. La juguetería erótica masculina ha evolucionado muchísimo. Lejos de quedarnos en las grimosas muñecas hinchables, existen juguetes para la masturbación que son fantásticos. A mi me encantan los huevos masturbadores. Me parecen una idea fabulosa para dar rienda suelta a la masturbación. Son buenos, bonitos y baratos. Así que no diréis que no pienso en los chicos de hoy en día, que quieren darle una vuelta de tuerca más al placer en solitario.
Bueno…o en pareja. ¿Porqué no?