Mitos asociados al tamaño del pene

Publicado en Consejos el

La importancia desmedida que le damos al pene en nuestra sociedad, las presiones sociales y el machismo suelen provocar más inconvenientes que beneficios para el hombre. Así que hoy vamos a ver algunos de los mitos asociados a los genitales masculinos.

Muchos de los problemas que derivan de una desmedida preocupación por el tamaño del pene, suelen relacionarse con la baja autoestima en general o la poca seguridad en uno mismo. Es por eso que muchos hombres en el mundo, se sienten incómodos con su sexualidad, no disfrutan de sus relaciones sexuales y/o acaban pidiendo ayuda a profesionales para solucionar sus problemas de erección o su falta de control en la eyaculación, entre otros, porqué lo que se “espera” de ellos en una sociedad coitocéntrica, pocas veces se ajusta a la realidad y las necesidades individuales.

Mitos

El tamaño sí importa

Veredicto: Falso

Para que el hombre alcance un orgasmo, no necesita tener un pene grande, basta con que sea funcional, tenga los centímetros que tenga.

No por tener un pene más grande, tu placer será mayor (al igual que ocurre con los genitales femeninos o con el pechos, más grandes no es sinónimo de más placer).

Un pene grande tampoco proporciona más placer a tu pareja, ya que el placer depende de otros elementos, no del tamaño del pene exclusivamente. Además, te recuerdo que el órgano encargado del placer sexual femenino es el clítoris y es accesible a cualquier pene, mano, lengua, juguete, etc. Así que no (te) exijas una responsabilidad excesiva a tu pene, ni a lo que haces con él.

Mitos asociados al pene 1

Las medidas del pene influyen más de forma psicológica que física, porqué venimos arrastrando la idea mística de que un pene grande es sinónimo de mayor fertilidad, y el hecho de que gusten más grandes o más pequeños, sería una opción o deseo, no una necesidad para obtener placer, orgasmos o quedar satisfechos. La creencia de que el placer o los orgasmos los ofrece el varón con pene grande es errónea, aunque a día de hoy, se sigue manteniendo.

El pene tiene hueso

Veredicto: Falso

Ningún hueso ha generado tanto debate como el hueso del pene del ser humano. Principalmente, porque otros animales lo tienen —en diversos tamaños y longitudes— y el pene humano no. Estudios sobre evolución explican por qué los humanos carecemos del báculo o hueso del pene. Al parecer, todo se debe a nuestras prácticas de apareamiento y, según una de las teorías evolucionistas, propone que el báculo tendría la función de prolongar el tiempo de la penetración vaginal; esto tiene una utilidad biológica, más que de placer: una penetración prolongada impide que la hembra se escape del macho y se aparee con otro, antes de que el esperma del primero haya fecundado un óvulo. Así pues, la respuesta que se da, es que nuestra especie presenta un apareo muy corto: dos minutos en promedio (Alfred Kinsey. Comportamiento sexual del hombre, 1948)

El pene humano comienza en el interior del cuerpo y está formado por músculos, tejidos, arterias, venas, cuerpos esponjosos, cuerpos cavernosos y nervios. Sus partes visibles están formadas por la base, el tronco, la corona y glande.

Cuando se produce la excitación sexual, el tejido interno constituido por los cuerpos cavernosos y el cuerpo esponjoso aumenta de tamaño debido a que ese tejido se ha llenado de sangre.

Mitos asociados al pene 3

Sólo el pene da placer

Veredicto: Falso

El culto al pene sigue estando presente en nuestros días, y seguimos viviendo en una sociedad coitocéntrica, como os comentaba al principio, donde el pene cobra mucho protagonismo exigiendo también más de lo necesario, y eso acaba provocando malestar y comparaciones innecesarias.

La sexualidad es mucho más que genitales y el placer no sólo se obtiene a través de ellos. De hecho, en el sexo, la penetración no es siempre es la práctica más placentera, pero si es la idea convencional para llegar al orgasmo. Si realmente sólo nos preocupamos de la penetración; tamaño, grosor, durabilidad, potencial sexual, etc. Nos estamos olvidando de disfrutar de todo nuestro mapa erógeno y, por tanto, estamos limitando nuestros recursos eróticos y sexuales.

Al tener el pene grande, puedes tener una erección más prolongada

Veredicto: Falso

No hay pruebas empíricas de que tener un miembro viril de mayor tamaño esté asociado a una erección más prolongada. De hecho, en ocasiones puede resultar a la inversa, ya que un pene de mayor tamaño, requiere de un mayor volumen de sangre para mantener la erección y, por ende, más esfuerzo en comparación con uno de menor tamaño.

Mitos asociados al pene 4

Algunos hombres tienen el pene curvo

Veredicto: Cierto

Es normal que en una erección, el pene muestre una leve curvatura que lo haga inclinarse hacia un lado, arriba o abajo. Si la curvatura no es muy pronunciada, ni molesta, ni duele. No hay ningún problema.

Ahora bien, si aparece una curva de forma repentina y que va acompañada, en ocasiones, de dolor en la erección o bien aparece por una lesión durante la relación sexual con penetración (traumatismo coital), en cuyo caso la inflamación es evidente de casi inmediatamente y se acompaña de dolor agudo. Podríamos estar hablando de la enfermedad de Peyronie, que es el resultado de un endurecimiento de zonas concretas delpene debido a la formación de tejido fibrótico que puede, a su vez, causar una retracción del tejido del pene, provocando el arqueamiento y acortamiento visible en la erección.

Se puede alargar el pene de muchas maneras

Veredicto: Falso

En primer lugar, el tamaño de un pene en reposo, no tiene que ver con el tamaño del un pene erecto. Algunos hombres que tienen penes considerados pequeños pueden llegar a ser muy grandes y otros hombres con un pene más grande no cambian mucho en estado de erección. Según varios estudios realizados a nivel mundial, un pene erecto adulto mide alrededor de 10 y 15 centímetros. Habiendo, obviamente, variaciones entre individuos y regiones geográficas.

Y aunque existan muchos productos en el mercado como geles, pastillas, tratamientos e incluso masajes, que prometen aumentar unos centímetros, su eficacia es dudosa y comprometen a la salud así como el funcionamiento del miembro masculino.

Mitos asociados al pene 2

Mi pregunta es ¿para qué o quién quieres aumentar unos centímetros?

Si tengo una disfunción ya no soy tan hombre

Veredicto: Falso

Si basas todo lo que tu eres en la medida y la funcionalidad de tu pene, debes replantearte seriamente tu modelo de masculinidad.