Guía del placer en pareja

Publicado en Guías el

Cada vez más hombres y mujeres se dan cuenta que los productos eróticos son una manera muy divertida de pasar una noche juntos en pareja. Además usar juguetes eróticos también es una manera de conocer mejor nuestro cuerpo y bien usados pueden proporcionar mejor sexo.

Cómo introducir los juguetes eróticos a tu pareja

Gracias a que los juguetes eróticos están apareciendo por todos lados, como los medios de televisión o en varias revistas de internet, el tabú y estigma negativo asociado estas herramientas de placer esta empezando a desaparecer.

Si tu pareja nunca ha usado juguetes sexuales –o quizás ni tan siquiera sabe lo que son–, entonces puede que hablar por primera vez de este tema de un poco de miedo, aunque no debería. No es necesario hablar directamente del tema en cuestión, sino que puedes darle a conocer los juguetes sexuales enseñándole un artículo como este.

Asegúrate de que tu pareja no esta molesta al respecto, y sin presionar podéis mirar juntos una tienda online de juguetes eróticos para descubrir los diferentes juguetes que os esperan. Además puedes aprovechar esta oportunidad para hablar abiertamente de vuestras fantasías y deseos.

Besando con pasión

En caso de que tu pareja no te comprenda, no le des más vueltas y al poco tiempo todo se olvidará. Seguro que no es la primera ni la última vez de tu vida que alguien no te comprende. En cualquier caso, lo más normal cuando se introducen por primera vez juguetes eróticos a la pareja es encontrarte con apoyo y entusiasmo. ¡La recompensa vale totalmente la pena!

Jugando en los juegos previos

La preparación y la dedicación juegan papeles muy importantes a la hora de mejorar el placer en pareja, porque el placer siempre empieza antes que el sexo.

El romanticismo puede desvanecerse muy fácilmente en una relación. Entre el trabajo, los estudios, la familia, las obligaciones y las series obligadas de la televisión, enseguida se pone el romanticismo en segundo plano. Pero no esta todo perdido, la clave de la cuestión es volver a poner las cosas interesantes, y no hay mejor momento para tener un momento interesante que cuando la vida diaria parece totalmente monótona.

La charla caliente

La mejor manera de empezar los juegos previos es hablando, además es una buena manera de conocer mejor lo que tu pareja quiere (desgraciadamente acertar los gustos de tu pareja con telepatía no siempre funciona).

Si puedes, empieza el juego antes de estar juntos, por ejemplo enviando mensajes picantes a su móvil. Puedes describir una de tus fantasías como un sueño que has tenido –a veces es incluso mejor si no tiene sexo explícito, hazlo muy romántico y deja que sea tu pareja quien pregunte si el sueño se volvió picante–. Si no sabes como empezar, puedes visitar nuestra librería erótica para hacerte con algunas ideas y aprender como usar la voz para volver salvaje a tu pareja.

Si tu y tu amor disponéis de poco tiempo libre, puedes enviarle un mensaje más formal como si fuera una invitación al encuentro sexual, indicando una hora determinada y de esta manera asegurar que hace un hueco en su apretada agenda para atender a una cita que no puede perderse de ninguna manera.

Subiendo la temperatura

Una vez juntos, hay muchas actividades que podéis hacer para calentar, como por ejemplo preparar un ambiente romántico con velas perfumadas, preparar un baño de agua caliente con sales de baño, jugar al strip-póker, entre muchas otras actividades. Los juegos previos son el momento ideal para estrechar lazos con gestos de cariño. Jugar un juego de mesa erótico también puede resultar muy efectivo.

Dedica tanto tiempo como puedas en esta fase, cuanto más tiempo y excitación haya en esta parte más orgásmico será el sexo. Nunca es demasiado tiempo, asegúrate de que tu pareja no puede esperar más para tener sexo antes de tener sexo.

Ah… y otra cosa… si vas a planificar una velada romántica no hagas planes muy estrictos. Encuentra la medida justa entre la planificación y la improvisación, dejando algunas opciones libres por si surge algún imprevisto.

Alcanzando en pareja mayores orgasmos

Una de las maneras más efectivas de mejorar el sexo consiste simplemente en poner un poco de lubricante en vuestras relaciones. Es muy fácil de usar y puede llevar el placer a otra dimensión. El lubricante es sin duda alguna uno de los mejores productos sexuales, y además es una compra simple y económica.

Mejorar el sexo con juguetes eróticos

Para dar un poco más de chispa al sexo –y añadir la excitación de probar algo nuevo y diferente–, prueba algunos de los juguetes eróticos pensados para parejas, los juguetes más vibrantes son los anillos vibradores y los vibradores para parejas.

  • El anillo vibrador se pone en el pene como un anillo en un dedo (aunque son de un material flexible para adaptarse a cualquier tamaño de pene), y prolongan el placer para él mientras que proporciona vibración para el clítoris de ella, haciendo llegar al orgasmo más fácilmente.

  • Los vibradores para parejas son un poco más sofisticados, normalmente tienen forma de pinza y se ponen en la vagina una parte dentro y otra fuera, permitiendo la penetración a la vez que estimula la vagina y el clítoris.

También existen otros juguetes que puedes encontrar para mejorar la relación en pareja como los anillos sin vibración, las fundas para pene, los arneses sexuales y los juguetes para pezones.

Experimenta el lado kinky

Agudiza los sentidos con un poco de bondage o aventúrate con un poco de emocionante fantasía. Si nunca has probado el lado kinky, prueba de fijarte en él como lo haces con una nueva comida. Puede que te parezca un poco espeluznante y por ello nunca te hayas decidido en probarlo, y puede que algún día lo pruebes y te arrepientes de no haberlo probado antes.

Chica sexy bondage

Al explorar lado kinky en tu relación lo más importante es la comunicación, tanto antes como durante, como después del sexo. Es posible que lleguéis a un punto que odies algo, o te guste mucho algo, o que quieras explorar algo un poco más. Y jamás rompas la confianza depositada uno en el otro haciendo algo que no deberías.

Algunas sugerencias para empezar:

  • Usar una máscara. Al tapar la vista el resto de los sentidos se agudizan, además es una buena manera de empezar ya que puedes tener sexo como harías normalmente.

  • Empieza una batalla de cosquillas. A medida que el ambiente se va caldeando tu cuerpo responde con mucha más sensibilidad a cualquier roce, si además utilizas unas plumas de placer los efectos pueden ser dramáticos.

  • Usa unas esposas o unas cuerdas para atar las muñecas de tu pareja. El bondage puede cambiar las tuercas del poder en una relación, lo cual puede ser inusual y excitante.

  • Para los más atrevidos, los juguetes anales son una maravilla por una razón muy senzilla: el ano es una área sensible y muy erógena. Hay muchas terminaciones nerviosas en el ano y con la estimulación adecuada puede hacerte sentir muy bien.

No hay mucha gente que pensaría que añadir un poco kinky puede fortalecer una relación, pero realmente puede hacerlo. Si se hace correctamente puede incrementar la confianza y fe de uno con el otro, y abrir puertas que nunca pensarías que existen en una relación.

Y para finalizar, recuerda utilizar lubricante en tus relaciones sexuales. Deberías tener lubricante en casa de la misma manera que tienes jabón o preservativos. Todo el mundo debería tenerlo a su disposición. Es como tener mantequilla y leche en la nevera.