Relaciones a distancia, ¿Cómo mantener viva la llama?

Publicado en Guías el

Las relaciones de pareja sufren cambios a lo largo de la vida, unos son más fáciles de digerir y otros requieren de madurez psicológica y emocional. La dificultad en la cual nos vamos a centrar en el artículo es la distancia interpuesta entre ambos miembros de la pareja.

Actualmente, y gracias a Internet, hay muchas parejas que se conocen a través de chats o aplicaciones y la distancia no es, a priori, un problema para empezar o mantener una relación amorosa. Así mismo, también hay muchas parejas que viven cerca pero por motivos laborales, familiares u otros, uno de ellos debe hacer las maletas y marcharse a otro lugar a vivir. Si estás viviendo una situación similar, éste artículo te interesa. Voy a darte unos cuantos consejos útiles para mantener viva la llama del amor y de la pasión a pesar de la distancia.

Relaciones a distancia 03

Si bien es cierto que el contacto físico, las muestras de cariño, el apoyo del otro/a son la gasolina de una relación, cuando hay distancia de por medio hay que reconfigurar éste algoritmo sin que eso suponga una pérdida en la calidad de la relación.

Pero si te fijas bien, lo único que no podréis brindaros, con la frecuencia deseada, es el hecho de estar piel con piel. El cariño, el apoyo, las atenciones, la comunicación, sentir a la otra persona cerca, etc. No son cuestiones de proximidad, kilométricamente hablando, sino de querer agudizar el ingenio para buscar alternativas que satisfagan y hagan la espera mucho más llevadera, porqué sí, la espera debe tener “fecha de caducidad”. El ser humano necesita de contacto físico y aunque podemos estar días, meses o años sin la persona querida, nuestra mente necesita saber que esa distancia es temporal. Porqué si esa partida es definitiva y permanente, desafortunadamente esa pareja no tendrá el final esperado.

Llegados a este punto ¿cómo gestionamos esos kilómetros que nos separan, sin perecer en el intento?

1. Comunicación

Como en toda relación que se precie, la comunicación es un pilar esencial para la pareja. Comunicar no es un sinónimo de hablar, comunicar significa expresar de manera empática y asertiva lo que se siente o lo que se desea. Y en cuestiones de amor, y de distancia, es vital aprender a identificar las emociones para poderles dar un nombre y saberlas gestionar.

En psicología, existe un tipo de distorsión cognitiva llamada el “efecto bola de cristal”, y es bastante común ver como en pareja, damos por sentado que él o ella, que en teoría nos conoce a la perfección, creemos que tiene las capacidades necesarias como para adivinar aspectos como: lo que necesitamos, lo que esperamos de nuestra pareja, lo que queremos que pase, qué estoy pensando, cómo me siento, qué necesito escuchar, etc. Y nada más alejado de la realidad, no somos adivinos y, como digo siempre, tampoco queremos serlo.

En cualquier relación, y más si hay kilómetros de por medio, es imprescindible aprender a comunicarnos, ya sea para expresar emociones positivas, negativas, resolver un problema, pedir ayuda, etc. Sea cuál sea el motivo, el objetivo es que seas capaz de decir lo que quieres/sientes y que le llegue a la otra persona.

Otro aspecto a tener en cuenta es que hay que tratar los temas que incomoden o molesten y, a poder ser, evitar hacerlo por mensajería directa. Yo os sugiero que utilicéis la llamada o video llamada, ya que poder escuchar el tono de la otra persona o poder verla, seguramente haga que no descontextualicemos y, por tanto, podamos gestionarlo más fácilmente.

Relaciones a distancia 01

2. Establecer una rutina.

Es necesario que en la medida que os sea posible, sigáis una rutina a la hora de comunicaros, buscar el momento idóneo para ambos y tener en cuenta la diferencia horaria, en caso de que la haya. La rutina es sinónimo de estabilidad, por tanto mantener este aspecto –sin obsesionarnos- es importante para la pareja.

Con las nuevas tecnologías (Whatsapp, Skype, etc.) es mucho más fácil acotar distancias y sentir al otro/a más cerca.

3. No te dejes invadir por la tristeza.

No pretendo mentirte, vas a sentir nostalgia y es lógico, normal y hasta saludable, lo que si es cierto es que no podemos dejar que la tristeza guie nuestras vidas, estando juntos o separados, cada miembro tiene su vida individual: trabajo, aficiones, amistades, etc. Y eso hay que mantenerlo y no rebajar calidad. Este consejo lo puedes tener en cuenta cuando, por ejemplo, no haya respuesta en algún mensaje que enviaste. Recuerda que, frecuentemente, sufrimos más por lo que imaginamos que por lo que realmente ocurre.

4. Fijad una fecha de encuentro

Saber que la distancia tiene punto y seguido (o punto y final), hace que la espera sea mucho más llevadera y que nos invada la ilusión por reencontrarnos con la persona amada. Es importante que esa fecha se mantenga en el tiempo, es decir, que no anulemos el encuentro en el último momento, por cuestiones (o excusas) prescindibles.

5. Mantened el erotismo y la sexualidad

Quizá muchos penséis que relación a distancia y sexo no casan bien, pues tengo que deciros que os equivocáis. Los kilómetros que os separan pueden tener una ventaja y es que a veces, la necesidad te empuja a desinhibirte y romper las barreras convencionales.

Tampoco voy a negaros lo evidente, tener una pantalla es un impedimento para el contacto físico pero puede ser un gran recurso, justamente, para derribar ese muro.

  • Sexting: El sexting es un recurso para amantes con madurez, y se basa en enviar contenido erótico a través de mensajes o fotos picantes o provocativas para avivar el deseo y la excitación. Hice un vídeo, en mi canal de Youtube, donde os hablo más detenidamente del tema, por si os interesa ver sus beneficios y sus puntos a tener en cuenta.
  • Cibersexo: Una opción más interactiva y a tiempo real. En el cibersexo, como en el sexo, hay que adecuar un escenario, un clima y yo os recomiendo que os vistáis para la ocasión. Se trata de dar rienda suelta a nuestro imaginario erótico y nuestros deseos y compartirlos con tu pareja, el resto, ya es cosa vuestra.
  • App para amantes: Concretamente os voy a hablar de una que a mi me gusta mucho es: Desire- Un juego para parejas. Y sirve para jugar con la pareja y disfrutar de momentos románticos, dulces, picantes y eróticos, y sí, también en la distancia. El juego consiste en enviar y recibir para la pareja y si la pareja (o uno mismo/a) lo acepta y el reto se lleva a cabo, entonces se ganan puntos. Se trata de una competición entre los dos. Cada reto lleva asociados unos puntos que serán los que se llevará la persona que acepta el reto y lo cumple. Es un juego real, es decir, los retos se llevan a cabo en la vida real, no en la pantalla.
    Además, hay dos categorías específicas cuando hay kilómetros de por medio “En la distancia” y “video llamada” ¿te atreves a jugar?

Recuerda, la distancia separa cuerpos, no corazones.

Relaciones a distancia 02