Reseña: Rueda Wartenberg

Publicado en Reseñas el

Ya tenía yo ganas de presentar un producto sorprendente, un juguetito que seguro muy pocos conocen y que desde luego, no va a dejar a nadie indiferente.

Os presento la Rueda Wartenberg.
Este elegante artículo dorado de la marca Pipedream, pertenece a la colección Fetish Fantasy Gold, una gama de productos elegantes y muy cuidados en su presentación.

Rueda Wartenberg exterior caja

Su envío y presentación:

Lo primero es deciros que la web miorgasmo.com se encarga de que el paquete llegue en un plazo corto, seguro y discreto. Así que poco tenéis que preocuparos de si alguien puede ver la procedencia de vuestro paquete, porqué esta empresa se encarga de que tu pedido llegue seguro y sin ninguna información que delate que hay en su interior.

Cuando abrís el paquete podréis ver que se preocupan de que tu contenido llegue intacto, incluyen material de protección para acolchar el producto.

¿Qué incluye la cajita Wartenberg Wheel?

  • Bonita cajita ilustrativa con la sugerente imagen de la rueda Wartenberg , cajita hecha de cartón resistente.
  • En su interior encontramos dos objetos: rueda Wartenberg dorada y antifaz suave negro. Ambos artículos vienen perfectamente conservados en dos bolsitas de plástico listas para abrir y estrenar.

Rueda Wartenberg Unboxing

¿Qué es la rueda Wartenberg y cómo funciona?

Esta maravilla que os presento fue diseñada originalmente por el Dr. Robert Wartenberg para probar reacciones del nervio, es decir, para comprobar los reflejos nerviosos o la sensibilidad fisiológica a los estímulos mientras que se desliza a través de la piel.

Seguro que el Dr. Wartenberg jamás pensó que este utensilio neurológico se podría encontrar a posteriori en una tienda erótica, siendo uno de los productos preferidos entre los fetichistas, sobre todo, entre los amantes del juego médico.

Características:

  • Fabricada en acero inoxidable con tonalidad dorada.
  • La rueda consta de un diámetro de 2cm.
  • Su mango en color negro se extiende aproximadamente a 9cm y permite un agarre cómodo.
  • De la rueda central sobresalen pequeñas puntas finas y regulares en su tamaño.
  • Las puntas no son profundas ni cortantes, apta para principiantes.

Su funcionamiento es de lo más fácil y excitante.
Simplemente hay que deslizar suavemente la rueda Wartenberg por la piel y disfrutar del hormigueo sensacional que causa el metal punzante, firme e incesante sobre el cuerpo.

Rueda Wartenberg

Consejos e ideas para su uso:

Como ya hemos visto, su modo de empleo es súper sencillo.
Sin necesidad de ejercer mucha presión, debemos hacer que este utensilio neurológico se deslice y recorra cualquier superficie de la delicada piel.
Para potenciar las sensaciones y estímulos que causa esta rueda, el artículo de la gama Fetish Fantasy Gold lo tiene todo pensado, y por eso nos regala un antifaz.

Si combinamos la privación visual con el estimulo metálico y punzante que provoca la rueda sobre la piel, aumentaremos considerablemente la sensibilidad y excitación del juego.

Recuerda, explora todo el cuerpo. Descubre que sensaciones puedes experimentar cuando las púas se deslizan por las zonas más sensibles del cuerpo, como por ejemplo el interior de los muslos, las ingles, el cuello, los pechos, los pezones, los labios, los pies…
Y como no, los genitales. Siempre con sumo cuidado y dedicación.

El instrumento en si está fabricado con acero inoxidable, por lo que su peso ya es suficiente para ejercer cierta presión sobre la piel, presión tenaz y necesaria como para poner a prueba la sensibilidad de nuestro sistema nervioso.

Mientras que los médicos lo utilizan para probar la sensibilidad, nosotros la usamos para incitar una gama de hormigueos sensuales, desde un cosquilleo agradable a un pinchazo agudo dependiendo de la presión aplicada.

Rueda Wartenberg sobre la piel de la sexóloga

TRUCO: Si todo esto no fuese suficiente y queréis sumar otro estímulo más a este festín de sensaciones, recomiendo jugar también con la temperatura.

Gracias a su material puedes conseguir que el acero esté frío como el hielo, introduciéndolo unos minutos previos en el congelador, o por el contrario puedes conseguir una temperatura caliente y elevada pasando la rueda por agua caliente.

No os dejéis engañar por su aspecto imponente, es parte del morbo que provoca esta maravilla médica…

Rueda Wartenberg sobre la máscara

Y dicho todo esto, señoras y señores… ¡a jugar!