Lubricante íntimo: todo lo que debes saber

Publicado en Guías el

El lubricante es una de las partes más importantes de la vida sexual de las personas, y su uso es casi tan común como el de los condones. Y a pesar de ser una parte tan importante de la vida sexual, casi nadie habla del tema. Y si piensas que no necessitas lubricante, quizás no te has parado a pensar lo que podría llegar a gustarte, haciéndote llevar el placer sexual a un nuevo nivel.

Según un estudio sobre el uso del lubricante durante el 2013 realizado a 2451 mujeres entre 18 y 68 años, las mujeres se sienten positivas respecto a los lubricantes. Además, 9 de cada 10 mujeres sintieron que el sexo era más placentero, confortable y simplemente mejor al usar lubricante.

Usar lubricante también hace aumentar el placer del hombre. Tener el pene bien lubricado previene tanto al pene como a la vagina de irritación e incomodidad. Además, muchas mujeres sufren de sequedad vaginal durante algún momento su vida –es un hecho muy común–, pero por vergüenza no se busca ayuda. Los periodos más comunes de sequedad vaginal se sufren durante la lactancia, la menopausa, en días de estrés, o simplemente debido a los niveles de estrógenos que fluctúan el ciclo menstrual.

Como usarlo

El lubricante es muy fácil de usar, basta con verter un poco de lubricante en los dedos y extenderlo en la entrada de la vagina o ano, pene o juguete sexual. Si no te gusta poner el lubricante frío en las partes íntimas, basta con mantenerlo en los dedos unos segundos antes de aplicarlo.

Tipos de lubricantes íntimos

En nuestra tienda encontrarás diferentes tipos de lubricantes. Elegir el mejor lubricante depende de tus necesidades.

El lubricante basado en agua es el tipo de lubricante más versátil y seguro para realizar cualquier tipo de actividad sexual, incluyendo el uso de juguetes eróticos. Es el tipo de lubricante estándar. La mayoría de las mujeres les gusta este tipo de lubricante porque es el que se parece más a la lubricación vaginal. Además, los lubricantes basados en agua pueden ser usados con condones látex y con diafragma, y es un tipo de lubricante increíblemente fácil de limpiar, dejando una piel limpia, suave y sin residuos.

¿Y cual es el sitio más excitante donde probar un lubricante? ¡En la ducha! Para ello deberás usar un lubricante basado en silicona. Los lubricantes de silicona son uno de los grandes inventos de la ciencia moderna. Estos lubricantes no se descomponen en el agua y son extremadamente durareros. Eso sí, intenta evitar gotear el suelo ya que son muy resbaladizos.

Para la penetración anal es imprescindible hacer uso de un lubricante anal. Esto te permitirá tener una experiencia muy placentera, cómoda y sin dolor. Estos lubricantes ayudan a dilatar la zona anal y algunos contienen una pequeña cantidad de anestésico natural para evitar en cierta medida el dolor. Dependiendo del efecto del lubricante puede ser ideal estimular unos segundos el ano antes de realizar la penetración para evitar que al penetrar se adormezca el glande del pene.

Pero no se acaba aquí... ¡hay muchísimas variedades de lubricantes! Por ejemplo en nuestra tienda encontrarás lubricantes de sabores –como fresa, plátano o melocotón–, con efectos de frío y calor, e incluso lubricantes comestibles pensados para el sexo oral.

 
Lubricantes basados en agua
Lubricantes basados en silicona
Ingredientes principales
Agua + Glicerina
Agua + Goma de celulosa
Cyclopentasiloxane, dimethicone, dimethiconol
Viscosidad
Consistencia fluida, aunque existen nuevas fórmulas gel para una consistencia más espesa.
Consistencia media o espesa
Duración
Puede secarse en sesiones largas pero se puede renovar con unas gotas de agua o saliva.
Lubricante muy durarero
Uso
Penetración vaginal, masturbación y juguetes eróticos.
Penetración anal y vaginal. Sexo en el agua.
No debe ser usado con juguetes eróticos hechos de silicona ya que puede dañar el material.
Precio
Económico
Más caro
Limpieza
Fácil de limpiar con agua
Cuesta más tiempo limpiarlo

Recomendaciones al usar lubricante íntimo

Cada mujer lubrica de manera diferente –no existe una lubricación normal–, y tu misma deberías saber cuando estas preparada para la penetración. Nunca hay que olvidar los juegos previos sin dejar de intentar elevar la excitación antes del acto principal. De todas maneras, tener un lubricante en el cajón de la mesita de noche no te hará ningún daño, y te puede ayudar a sobrepasar alguna situación incómoda. Además, añadir lubricante a tus prácticas sexuales aunque no tengas problemas de lubricación puede aumentar el nivel de satisfacción y placer durante el sexo.

Y por cierto, no hace falta que tengas una gran charla con tu pareja sobre el uso del lubricante. Simplemente di con firmeza "Hoy usamos lubricante", de la misma manera que pedirías usar un preservativo. Y si él tiene algún problema, necesita superarlo.

Si vas a realizar sexo anal, no hay que olvidar que el ano nunca se lubrica solo. Añadir lubricante antes de la penetración anal es un acto imprescindible, y los lubricantes anales están especialmente fabricados para tener sexo anal placentero y sin dolor. Es muy importante limpiar bien el pene si se va a realizar sexo vaginal después de realizar sexo anal, para preservar la vagina de una posible contaminación de gérmenes.

Aunque pueda sonar un poco raro, el primer lubricante que compres puede que no funcione bien contigo. Si es tu caso prueba otro lubricante de otra marca o de otro tipo, y seguro que finalmente encontrarás el lubricante ideal para ti. También puede ser que tengas alergia a ciertos tipos de lubricantes, es algo bastante común y depende de cada persona. Para comprobar si tienes alergia a un lubricante puedes probar primero de verter un poco en el dorsal de la mano y ver si reacciona, aunque no siempre reaccionará de la misma manera que en la vagina o el pene.

Sorprendentemente, el lubricante es uno de los mejores productos para mejorar el sexo y la masturbación. Es una compra simple y barata que sin duda vale la pena.