Reseña: Oh Holy Mary - Vibrador Líquido

Publicado en Reseñas el

¡Muy buenas!

Ya me tenéis por aquí de nuevo para presentaros un producto que ha estado en boca de muchas mujeres y que por fin he podido probar: Aceite Oh! Holy Mary de la marca Nuei.

Holy Mary Portada

Podéis pinchar en el enlace que dejo aquí abajo para ver mi primera impresión al recibir este paquete con el aceite en casa, cortesía de Miorgasmo.com:

¿Qué características tiene el aceite Oh! Holy Mary?

  • Se trata de una aceite diseñado por y para el placer de la mujer y el hombre. Sí, ¡para los dos! Aunque está más pensado para la mujer.
  • Este famoso aceite está fabricado con los siguientes ingredientes: Aceite de Oliva, Alcohol, Extracto de Fruta Zanthoxylum Bungeanum (derivado de la Pimienta), Aceite de Semilla Cannabis Sativa, Aceite de Canela Cassia y Eugenol.
    En estos ingredientes nos encontramos propiedades que favorecen la circulación sanguínea, es decir, tienen propiedades vasodilatadoras.
  • Es un producto sin parabenos, sin gluten y sin azúcar. Así que es apto para veganos y celíacos.
  • Viene en un pequeño envase de 6ml, cantidad suficiente porqué con una monodosis de producto es suficiente para conseguir el efecto que promete.
  • Dato importante: es compatible con el látex y los preservativos.

Holy Mary Sacada

Y bueno, ¿qué es lo que provoca este aceite al contacto con los genitales?

Según se puede leer en el producto, basta con aplicar una pequeña cantidad sobre el clítoris o el glande del hombre, masajear, y al cabo de unos segundos empezarás a notar un cosquilleo intenso. Dice también que este efecto no es de frío – calor, sino una sensación de cosquilleo considerable.
Y también dice que con este aceite podrás conseguir orgasmos más intensos.

¿Cuál ha sido mi experiencia?

Bueno, como bien indica en las instrucciones, una pequeña dosis ha sido suficiente para notar el efecto del aceite. En mi caso el efecto ha llegado pasado un minuto largo, es una sensación que iba in crescendo poco a poco, hasta que llega a un punto álgido en el que se estabiliza la sensación.
Es cierto que se trata de una sensación muy intensa, pero en mi caso no sentí un cosquilleo, sino más bien una sensación de ardor-picazón, sin llegar a molestar, pero sin ser tan placentera como mis expectativas previas habían imaginado. Encima había oído hablar tanto de este famoso producto que me esperaba una percepción distinta, pero claro está, en cada mujer las sensaciones pueden variar porqué los gustos son subjetivos.

Lo que sí que ha sido corroborado en mi caso, es que el placer del orgasmo ha sido más intenso, al menos esa ha sido sensación. Sí, ¡una explosión de placer en toda regla!
Esto demuestra las propiedades de sus ingredientes, al ser vasodilatadores, ayudan a mejorar la circulación de la zona, en este caso favorece que se llenen de sangre los cuerpos cavernosos del clítoris, y la sensibilidad sea aún más notoria y pronunciada.

Holy Mary Fin

Más cositas, la sensación en su punto álgido puede aguantar más o menos unos 20- 30 minutos y después va descendiendo hasta que desaparece la sensación. Tiempo más que suficiente. Por último, comentaros que su olor me gusta, es como cítrico, una mezcla entre hierbas y limón, me ha resultado agradable. Y su color parecido al del aceite de oliva.

Nota: Si queréis podéis probar primero una pequeña cantidad en los labios (boca) para que conozcáis un poco la sensación. Y ya después probar en los genitales, a sabiendas que la sensación será más intensa. A ver, tampoco pasa nada si probáis directamente en los genitales, pero por si nos lee alguien que no confía del todo en la sensación y prefiere tener una idea previa antes. Además, si lo probáis y en algún momento no os gusta, simplemente hay que lavar con agua la zona y desaparecerá la sensación poco a poco, porqué hay que tener en cuenta que el producto lo absorbe el cuerpo.

En fin, ¡qué más puedo decir! Qué lo probéis y os quitéis el gusanillo, pocas opiniones desagradables he leído, en su mayoría, todo son buenas y nuevas sensaciones. Además, vuelvo a repetir que en cada persona la percepción de las sensaciones es distinta y por eso os animo a probar y así descubrir las vuestras.