Dildos anales

Los dildos anales han sido diseñados específicamente para el uso anal. A diferencia de los plugs, los dildos anales son usados para la penetración con movimiento. Para los más experimentados también tenemos dildos anales gigantes. Es imprescindible usar un lubricante anal para el máximo placer y comodidad.
25 resultados

Configurar sentido descendente

Diseño específico

La zona anal requiere juguetes que se adapten perfectamente a ella si quieres disfrutar del placer de una práctica sexual que puede convencer tanto a hombres como a mujeres. Por ello, los dildos anales de nuestra colección cuentan con formas ergonómicas que se adaptarán al interior de tu cuerpo para que disfrutes de juegos que no podrás olvidar fácilmente.

Si piensas además en los modelos que están especialmente desarrollados para hombres verás que su forma cuenta con detalles en su superficie para ofrecer masajes de próstata muy intensos y placenteros.

Otros, sin embargo, están diseñados para ser usados por hombres o por mujeres de forma indiferente. Aquí destacan especialmente los de diseño cónico, y es que esta forma hace que las penetraciones sean más fluidas y cómodas al ir agrandando el diámetro del juguete poco a poco. Todo ello para que seas tú quien controle hasta donde llegar para encontrar el mayor placer.

Diseños realistas

Al margen de esos dildos anales que ofrecen formas adaptadas a una zona tan específica como tu ano, existen otros que recrean la forma natural de un pene para que puedas divertirte dando rienda suelta a tu imaginación.

En ellos se emplean materiales de última generación que reproducen a la perfección las condiciones de la piel humana para que el contacto sea agradable y muy sedoso.

El tamaño lo eliges tú, y es que nuestra selección incluye dildos anales de diseño realista que pueden alcanzar las dimensiones que estés buscando, algo que te permitirá encontrar ese juguete con el que siempre has soñado para convertirlo en tu compañero de juegos favorito.

Materiales y mucho más

Los dildos anales han sido desarrollados por compañías del prestigio de Adrien Lastic o Pipedream, algo que debería darte seguridad a la hora de confiar en unos juguetes que están diseñados para que disfrutes al máximo.

Materiales como el látex, la silicona e incluso el vidrio de alta resistencia son los que suelen emplearse por características como su adaptabilidad y la capacidad de alcanzar rápidamente la temperatura del interior de tu cuerpo.

Es por ello que los dildos anales cuentan con esas medidas de seguridad que deberían convencerte para estar tranquilo mientras disfrutas con un juguete que seguramente se convertirá rápidamente en tu favorito.

Mantenimiento

Los dildos anales deben acompañarse siempre de lubricantes para facilitar la penetración. Recuerda que el ano no produce ningún tipo de lubricación natural, por lo que es necesario este tipo de productos para que la penetración sea segura y placentera.

Además, debes limpiarlos después de cada uso, algo para lo que debes confiar en jabones neutros mezclados con un poco de agua tibia para no dañar el dildo anal que elijas.