Estimuladores prostáticos

Los estimuladores prostáticos son diseñados considerando la anatomía masculina y sirven para estimular la glándula prostática –también conocida como Punto P– de manera segura y eficaz. Cuando la glándula prostática es estimulada produce un placer intenso y orgasmos muy fuertes.
23 resultados

Configurar sentido descendente

¿Porqué un masajeador de próstata?

Comprar un masajeador de próstata para estimular el punto P es sin duda una de las maneras más seguras e higiénicas de conseguir orgasmos muy potentes. Ya de por sí el ano es una zona muy erógena gracias a sus miles de terminaciones nerviosas, y la estimulación de la próstata ya no es solamente para los chicos gays sino que cada día más hombres heterosexuales sin prejuicios se atreven a probarlo.

¿Cómo encontrar el punto P?

Una vez excitado, la próstata se agranda un poco por lo que es más fácil encontrarla, de manera que es mejor entrar en calor antes de comenzar a explorar el orificio trasero –aunque ya de por sí la idea puede resultar muy excitante.

El punto P se encuentra a unos 5-7 centímetros de la entrada del ano –dependiendo de cada hombre– en la pared frontal tocando al abdomen, y tiene una forma protuberante como si fuera una nuez. Te será más fácil alcanzar la próstata tumbado boca abajo con las rodillas dobladas. Puedes llegar a masajear la próstata introduciendo suavemente y poco a poco un dedo limpio y lubricado en el ano, una vez llegues a ella aplica un poco de presión suavemente.

Higiene y salud sexual

Por razones higiénicas es mejor usar unos guates de látex bien lubricados y también asegúrate que tienes las uñas bien cortadas para evitar cualquier molestia. Te recomendamos que en vez de usar los dedos uses uno de nuestros estimuladores prostáticos que tenemos a la venta en esta página, ya que están diseñados específicamente para tal función y además, te permitirán tener las manos libres para masturbarte al mismo tiempo si lo deseas.

Si quieres alcanzar todavía más placer e intensidad, puedes comprar un vibrador de próstata. Encontrarás un placer fuerte e intenso como nunca te habías imaginado.

Antes de ponerte a masajear la próstata realiza una ducha anal con un enema, y nunca olvides de usar lubricante anal ya que como es bien sabido el ano no se lubrica solo.