Huevos y balas vibradoras

Los huevos vibradores y las balas vibradoras, de la misma manera que las bolas chinas, pueden ayudarte a fortalezer el suelo pélvico para tener orgasmos más potentes. También puedes usar estos vibradores para estimular otras zonas erógenas como el clítoris o los pezones.
46 resultados, página 1 de 2

Configurar sentido descendente
Página:
  1. 1
  2. 2

¿Por qué elegir huevos y balas vibradoras?

La respuesta a esta pregunta no puede ser más sencilla: por placer. Estos juguetes han conseguido revolucionar el mundo de la estimulación gracias a una combinación perfecta de elementos de última tecnología con el sistema infalible de las bolas chinas más tradicionales, así que elige tu modelo, relájate y déjate sorprender por una cantidad de sensaciones que quizás no hayas sentido antes.

La vibración: toda una fuente de placer

Los huevos y las balas vibradoras tienen en común un mecanismo interno que hace que puedan vibrar con distintas intensidades para ofrecerte un placer intenso desde el interior de tu cuerpo. El mecanismo en cuestión puede ofrecer desde una única velocidad, suficiente para disfrutar de una estimulación llena de matices, hasta varias para que tú o tu pareja ajustéis su funcionamiento y lo adaptéis a vuestros gustos en cada momento.

Recuerda que estos juguetes son internos, especialmente los que poseen forma de huevos, y es que las balas vibradoras también son perfectas para estimular el clítoris o los pezones teniendo como única frontera la de tu imaginación.

Pequeñas diferencias

Los huevos y las balas vibradoras poseen algunas diferencias que se centran especialmente en su forma y, por lo tanto, en su uso y en las sensaciones que trasmiten. Así, las balas cuentan con una forma más alargada que se adaptará perfectamente al interior de la vagina sin causar ni la más mínima molestia. Por su parte, los huevos con vibración son más redondeados y reducidos, por lo que pueden ser llevados durante bastante más tiempo dando pie a juegos más que excitantes.

Eso sí, no olvides que lo primero debe ser la naturalidad y la comodidad, así que intenta utilizar distintos lubricantes siempre que vayas a disfrutar de la intensidad y del placer que solamente pueden proporcionarte los huevos y las balas vibradoras.

La tecnología más placentera

El mundo de los avances tecnológicos no ha pasado de largo por los huevos y las balas vibradoras. Así, no es extraño que te encuentres modelos con mando a distancia que hará que el control de este juguete sexual pueda llevarse a cabo por una persona distinta de la que lo lleva o por la misma que lo está disfrutando sin necesidad de tener que extraerlo.

Aprovecha esta ventaja, las posibilidades son innumerables y los juegos sexuales solamente dependerán de la imaginación que le eches, por lo que tendrás asegurado el placer más intenso y atractivo.

Mantenimiento fácil y sencillo

La mayoría de huevos y balas vibradoras funcionan con pilas o con baterías internas que pueden ser recargadas con total sencillez, por lo que es complicado que te quedes sin poder disfrutar todo lo que quieras de un juguete capaz de colmar tus sentidos.

Por último, recuerda que la higiene es tan importante como el placer. Así, los huevos y balas vibradoras, que suelen estar hechos de silicona o de materiales similares totalmente hipoalergénicos, solamente tienen que ser lavados con agua tibia para quedar perfectos y poder acompañarte durante mucho tiempo llenando tu cuerpo de sensaciones muy placenteras.