Huevos TENGA: La revolución en masturbadores masculinos

Publicado en Guías el

La palabra tenga es un adjetivo japonés que significa "justamente elegante y arreglado", normalmente usado para alabar la belleza del kimono japonés. El nombre fue elegido para contrarestar la imágen pública de los juguetes eróticos masculinos, dando forma a unos nuevos masturbadores de alta calidad realizados con las últimas ideas sobre la masturbación masculina.

En la web oficinal, TENGA es descrito como la revolución del placer masculino.

Primeras impresiones

Para comenzar, el primer pensamiento viene a la cabeza es la sorpresa de que ninguno de los productos TENGA recuerdan a una vagina, siendo la opción más discreta entre los masturbadores. Este hecho resulta ideal para usarlo con la pareja, ya que elude una confrontación de principios y evita que la pareja femenina se sienta incómoda al saber de su existencia y al verlo usar.

TENGA ofrece toda una variedad de productos pero esta vez vamos a hablar de los huevos TENGA, que es exactamente lo que el nombre indica, un huevo, con forma de huevo, con el tamaño de un huevo, ¡hasta con cáscara! ... pero no se trata de un huevo normal y corriente, sino de un producto fabricado para el placer sexual.

Una vez removida la cáscara, el huevo tenga es suave y gelatinoso, si lo dejas en tu mano se balancea fácilmente. Resulta ser ligero y muy elástico.

Dentro del huevo (en su reverso) tiene diferentes texturas para proporcionar la estimulación. Es un poco como los condones con texturas para dar más placer a la mujer, donde podemos encontrar muchas texturas diferentes para proporcionar diferentes tipos de estimulación.

En sí, el precio del huevo es afordable, rondando los 8€, aunque el precio nunca parece ser lo suficientemente barato. El motivo de que no resulta barato debe ser que estos huevos masturbadores son diseñados para un solo uso. Y a pesar de que no hay ningún problema en reutilizarlos, se acaban rompiendo al tercer o cuarto uso.

Fácil y eficaz

Usar el huevo masturbador TENGA no puede ser más sencillo. Cuando te sientas excitado, quita el envoltorio y abre la cáscara que proteje el huevo. Luego verte el lubricante dentro huevo (el lubricante viene incluido). Finalmente dedícate a elevar al máximo tu propio placer.

El lubricante que viene con el huevo es bastante bueno. No es muy pegajoso y viene la cantidad adecuada. El huevo en sí se adapta a cualquier tamaño del pene, y aunque al extenderlo mucho puede parecer que se va a romper, el huevo es lo suficientemente elástico como para que no tengas que preocuparte. De esta manera que puedes preocuparte de tus asuntos y de nada más.

El huevo puede soportar perfectamente la eyaculación dentro de este. La eyaculación dentro del huevo es muy placentera, intensa y duradera. Además, el huevo es muy fácil de limpliar si solamente lo usas una vez. Basta con volverlo a poner en su cáscara y desacerte de él.

Que huevo tenga elegir

Esta debe ser la primera pregunta que se hace todo el mundo cuando se decide en comprarlo. ¿Pero cuál elegir? La verdad, no importa mucho, porque después de provar el primero seguro que repetirás y entonces provarás otro, y luego otro, y luego otro...

En realidad, tampoco hay una diferéncia muy grande entre un tipo y otro, pero si te cuesta decidir cual, entonces empieza con el azul wavy o el naranja twister ya que sus texturas son las más simples y eficaces.

El veredicto

Usar el huevo TENGA resulta muy senzillo y tiene un toque muy excitante la primera vez que se usa. Creo que es recomendable tener un par de huevos diferentes en casa para ocasiones especiales, pero no para usarlo a diario si quieres evitar quebrar la cuenta bancaria.

Sin dudarlo es el producto ideal para introducir el uso de masturbadores masculinos a tu pareja, y usarlo con ella puede resultar ser una experiéncia gelatinosamente divertida.

Podrás encontrar todos los huevos TENGA y mucho más encontrarás en nuestro sexshop favorito. Visita nuestra sección dedicada especialmente a los masturbadores tenga.